Printable version

versión en PDF

¿Cómo afecta la red Internet en la prevención del VIH?

¿por qué Internet?

Internet se ha convertido en una herramienta de conexión social que mediante unas pocas tecleadas une a personas que difícilmente se conocerían en el mundo físico. No es sorprendente que muchas personas con acceso a Internet la hayan usado para buscar amor, compañerismo y sexo. De hecho, el uso de Internet para buscar parejas sexuales es una práctica amplia entre hombres y mujeres de todas las edades. Unas 16 millones de personas afirman haber visitado páginas web con el fin de conocer a otras personas.

Los hombres que tienen sexo con hombres (HSH)— una conducta tradicionalmente estigmatizada— se han beneficiado de la privacidad que les ofrece Internet, y un 40 % de los hombres homosexuales informan que usan Internet para conocer a parejas sexuales. En entrevistas realizadas en línea, los hombres gay afirmaron que Internet los ha ayudado a encontrar apoyo social, obtener recursos en forma segura y anónima y formar relaciones personales importantes.

Internet es importante en el campo de la prevención del VIH. Es un medio poderoso para brindar información sobre la salud y la reducción de riesgos. Muchos individuos que participan en conductas de riesgo usan Internet para conocer a sus parejas sexuales, y es posible que Internet en sí facilite tales conductas riesgosas.

¿contribuye Internet al riesgo?

No se entiende completamente si las características únicas de Internet contribuyen a las conductas riesgosas o no. Se ha comprobado que las personas que usan Internet para conocer a parejas sexuales tienen conductas más riesgosas, más probabilidades de reportar antecedentes de ITS y mayores números de parejas sexuales que otras personas que no buscan parejas sexuales en línea. De hecho, ya desde 1999, se detectaron brotes de sífilis entre HSH mediante rastreo a usuarios de ciertas salas de conversación. También existen informes de casos de transmisión del VIH entre parejas sexuales que se conocieron en línea.

Sin embargo, se ha encontrado que los hombres que participan en conductas de alto riesgo lo hacen independientemente de si conocieron a sus parejas en línea o de otra manera, como en un bar o club.

Los hombres gay o bisexuales con “vulnerabilidades psicosociales” (p.ej., hartos de practicar el sexo seguro, deprimidos y socialmente aislados) pueden ser especialmente propensos a distanciarse emocionalmente, o a evitar pensar en el VIH, en el anonimato de un mundo virtual que les permite conocer a parejas con el fin de tener sexo de alto riesgo.

El uso de Internet para conocer a parejas fuera de su red social habitual también puede crear un ambiente en el cual ocurre contacto sexual entre personas de alto riesgo y otras de bajo riesgo. Las nuevas redes sexuales expandidas pueden, a su vez, aumentar la frecuencia de transmisión del VIH y otras ITS.

¿puede Internet ayudar en la prevención?

Absolutamente. El anonimato de la comunicación en línea puede facilitar la revelación de la condición de VIH o las conversaciones sobre el sexo más seguro y el uso de condones antes de conocerse personalmente. Un estudio de HSH latinos encontró que eran mucho más propensos a participar en la negociación sexual y de revelar su serocondición en Internet que en persona. Para las personas VIH+, la revelación de su condición de VIH en línea también ayuda a evitar el abuso, la discriminación o el rechazo por parte de sus parejas.

Internet también facilita la búsqueda de parejas sexuales que compartan los mismos gustos y estén dispuestas a correr el mismo nivel de riesgo. Este medio tal vez ofrece más oportunidades para charlar con una pareja potencial antes de tener sexo. En los anuncios en línea, uno puede exponer claramente que busca parejas que acepten practicar el sexo más seguro (como el uso de condones) y es más fácil evitar quienes no concuerden. Asimismo, la búsqueda sexual en línea permite que las personas VIH+ revelen su condición y encuentren parejas de la misma serocondición (a esto muchas veces se le llama seroselección), especialmente si no piensan usar condones. Al igual que en el mundo físico, sin embargo, no es posible confiar completamente en que otro le diga o siquiera conozca su condición de VIH exacta, entonces la seroselección tal vez no sea una estrategia
infalible de prevención del VIH, y también conlleva el riesgo de transmitir otras ITS.

¿qué se está haciendo al respecto?

Las organizaciones comunitarias (CBOs), los investigadores y los departamentos de salud, a veces con el apoyo de los proveedores de servicios en línea, aprovechan Internet creativamente con el fin de aumentar la conciencia y los conocimientos sobre el VIH y para afectar en forma positiva las actitudes, creencias y conductas. Los investigadores han usado Internet para reclutar a participantes y recopilar datos. También se han usado Internet para ayudar a las personas a revelar en forma anónima su condición de VIH/ITS a sus parejas anteriores.

Las CBOs frecuentemente han usado listas de distribución de correo electrónico o han enviado a educadores que visitan sitios populares para charlar en línea (salas de conversación, sitios de ligue, etc.) para promover sus programas, contestar preguntas, informar sobre el sexo protegido y otros temas, y para fomentar el diálogo sobre la prevención del VIH. Unas cuantas CBOs con fondos dedicados a este fin crearon sitios web sobre la prevención del VIH.

Lanzado en el 2002, PowerOn es un sitio integral que provee acceso a información, apoyo y recomendaciones a servicios relacionados con el VIH/SIDA a 200 organizaciones locales de prevención para la comunidad gay, bisexual y transgénero del condado de Seattle/King, WA. Los primeros usuarios de PowerOn indicaron especial interés en las páginas sobre la
negociación de acuerdos de seguridad y para la colocación correcta del condón.

Wrapp.net brinda intervenciones y recursos de prevención del VIH para HSH en las zonas rurales de EE.UU. Una intervención financiada por los NIMH presentó una conversación entre un hombre VIH+ y otro VIH- quienes acababan de participar en conducta riesgosa. Un ensayo controlado aleatorizado encontró que el sitio tenía buena acogida y que mejoró los conocimientos de los participantes con respecto a la reducción de riesgos del VIH, sus actitudes hacia el sexo más seguro, sus creencias sobre las consecuencias de ciertas conductas y sus creencias sobre su capacidad para efectuar ciertas tareas.

Una vez creadas, las intervenciones en línea operan en forma económica las 24 horas del día, se pueden modificar fácilmente en el momento necesario y se pueden establecer normas de control de calidad con poca posibilidad de error humano. Personas con acceso a Internet pueden usar estos programas según su conveniencia y con poco riesgo a su intimidad personal.

Muchos departamentos de salud exploran las aplicaciones de Internet con respecto a notificación de parejas, ayuda para revelar la serocondición y remisiones a servicios relacionados. InSPOT.org, creado por ISIS, Inc., es un sitio web en el cual, en forma conveniente y sin la intervención del proveedor médico, los hombres diagnosticados con VIH/ ITS pueden enviar tarjetas electrónicas a sus parejas sexuales para informarles de la posible exposición. Las tarjetas se pueden enviar en forma anónima, con o sin un mensaje personal.

Los propietarios de sitios web populares también pueden participar en la prevención del VIH. Craigslist.org aceptó agregar un mensaje informativo y un enlace al sitio web de la San Francisco City Clinic para usuarios que visiten las páginas sobre “hombres que buscan a hombres” y “encuentros casuales.” Esta añadidura no produjo una disminución en el número de comentarios colocados ni de visitantes. Manhunt aceptó colocar anuncios sobre los peligros del uso de la metanfetamina cristal y sobre el aumento en los casos de sífilis. Gay.com accedió a una petición de integrar mensajes de salud sexual por medio de un enlace con“Ask Dr. K,” un foro de preguntas y respuestas sobre la salud sexual.

¿qué queda por hacer?

Es preciso crear y evaluar nuevas intervenciones que respondan a los riesgos de VIH vinculados con Internet. Los programas que ayuden a las personas a pensar en sus motivos para buscar parejas en línea y las herramientas de detección y remisión en Internet pueden ser abordajes prometedores. Es crucial realizar más evaluaciones sobre la eficacia de los actuales programas en línea antes de determinar que tales intervenciones sean meritorios de ser reproducidos.

También se necesitan políticas sociales para ayudar a evitar la transmisión del VIH facilitada por Internet; tales normas pueden lograrse por medios legislativos o por cambios voluntarios efectuados por los propietarios de sitios web. Las colaboraciones entre los proveedores de servicios en línea, los legisladores, los investigadores, los planificadores de programas y, de mayor importancia, los integrantes de la comunidad, podrían generar cambios estructurales que eviten más transmisiones de VIH facilitadas por Internet.

Las opciones de cambios normativos abarcan: advertencias de salud pública en los sitios web; cambios en la forma en que se publicitan los sitios de ligue; la promoción de investigaciones que midan los cambios de conducta producidos por las intervenciones en línea y la creación de herramientas en los sitios de ligue y en los sitios para conocer parejas que faciliten las conversaciones sobre el VIH y el sexo más seguro; así como incentivos para los operadores de sitios web para que cooperen con a los esfuerzos de salud pública y de la prevención del VIH.


¿Quién lo dice?

1. Chiasson MA, Parsons JT, Tesoriero JM, et al. HIV behavioral research online.Journal of Urban Health. 2006;83:73-85.

2. Madden M, Lenhart A. Online dating. Report prepared by the Pew Internet and American Life Project. March 2006.

3. Liau A, Millett G, Marks G. Meta-analytic examination of online sex-seeking and sexual risk behavior among men who have sex with men. Sexually Transmitted Diseases. 2006;33:576-584.

4. Rebchook G, Curotto A, Kegeles S. Exploring the sexual behavior and Internet use of chatroom-using men who have sex with men through qualitative and quantitative research. Presented at the 2003 National HIV Prevention Conference, Atlanta, GA.

5. McFarlane M, Bull SS, Rietmeijer CA. The Internet as a newly emerging risk environment for sexually transmitted diseases. Journal of the American Medical Association. 2000;284:443-446.

6. Klausner JD, Wolf W, Fischer-Ponce L, et al. Tracing a syphilis outbreak through cyberspace. Journal of the American Medical Association. 2000;284:447-449.

7. Tashima K, Alt E, Harwell J, et al. Internet sex-seeking leads to acute HIV infection: a report of two cases. International Journal of STD and AIDS. 2003;14:285-286.

8. Bolding G, Davis M, Hart G, et al. Gay men who look for sex on the Internet: is there more HIV/STI risk with online partners? AIDS. 2005;19:961-968.

9. McKirnan D, Houston E, Tolou-Shams M. Is the Web the culprit? Cognitive escape and Internet sexual risk among gay and bisexual men. AIDS and Behavior. 2006.

10. Wohlfeiler D, Potterat JJ. Using gay men’s sexual networks to reduce sexually transmitted disease (STD)/human immunodeficiency virus (HIV) transmission. Sexually Transmitted Diseases. 2005;32:S48-52.

11. Carballo-Dieguez A, Miner M, Dolezal C, et al. Sexual negotiation, HIV-status disclosure, and sexual risk behavior among Latino men who use the internet to seek sex with other men. Archives of Sexual Behavior. 2006;35:473-481.

12. Davis M, Hart G, Bolding G, et al. Sex and the Internet: gay men, risk reduction and serostatus. Culture, Health and Sexuality. 2006;8:161-174.

13. Curotto A, Rebchook G, Kegeles S. Opening a virtual door into a vast real world: Community-based organizations are reaching out to at-risk MSM with creative, online programs. Paper presented at: STD/HIV Prevention and the Internet; August 27, 2003; Washington D.C.

14. Weldon JN. The Internet as a tool for delivering a comprehensive prevention intervention for MSM Internet sex seekers. Paper presented at: 2003 National HIV Prevention Conference; July 27-30, 2003, 2003; Atlanta, GA.
depts.washington.edu/poweron/

15. Bowen AM, Horvath K, Williams ML. A randomized control trial of Internet-delivered HIV prevention targeting rural MSM. Health Education Research. 2006.www.wrapp.net

16. Mimiaga MJ, Tetu A, Novak D, et al. Acceptability and utility of a partner notification system for sexually transmitted infection exposure using an internet-based, partner-seeking website for men who have sex with men. Presented at the International AIDS Conference, Toronto, Canada. 2006. Abstr #THPDC02.

17. Klausner JD, Levine DK, Kent CK. Internet-based site-specific interventions for syphilis prevention among gay and bisexual men. AIDS Care, 2004;16:964-970.

18. Levine D, Klausner JD. Lessons learned from tobacco control: A proposal for public health policy initiatives to reduce the consequences of high-risk sexual behavior among men who have sex with men and use the Internet. Sexuality Research and Social Policy. 2005;2:51-58.


Preparado por Greg Rebchook PhD*, Alberto Curotto PhD* and Deb Levine**
*CAPS, **ISIS

Traducido por Rocky Schnaath

Mayo 2007. Hoja de Dato #63S