Printable version

versión en PDF

¿Cuál es el efecto de la revelación del estatus de VIH en la prevención del VIH?

¿por qué es importante en el VIH?

La revelación de la condición de ser VIH+ es un asunto complejo, delicado y muy personal. Se trata de hablar sobre una enfermedad estigmatizada, transmisible y potencialmente mortal. Las decisiones al respecto no sólo son personales sino que varían según la edad, la situación, el contexto y la pareja, y pueden cambiar durante el transcurso del tiempo y según las experiencias de la persona.

Históricamente, los mensajes de salud pública han exhortado la revelación del estatus de VIH a toda pareja sexual y de drogas. En la realidad, algunas personas VIH+ tal vez prefieran no revelar su estatus por varios motivos: temor al rechazo o daño, sentimientos de culpabilidad, el deseo de mantenerlo en secreto, creer que al protegerse durante el acto sexual ya no es necesario revelarla, fatalismo, la percepción de normas comunitarias en contra de la revelación y creer que los otros tienen la responsabilidad de protegerse. Esta hoja se centra en la revelación del estatus de VIH dentro del contexto sexual.

Comentar y revelar el estatus de VIH es una vía de doble sentido. Ya sea correcto o no, la mayoría de las personas creen que cuando una persona se sabe VIH+ entonces le incumbe informar a su pareja, y a los consejeros se les anima a ayudarles en este proceso. Además, en algunas áreas las leyes requieren la revelación del estatus de VIH+ antes de iniciar el contacto sexual. Sin embargo, ambos integrantes de la pareja deben compartir la responsabilidad de conocer su propia condición, de revelarla cuando lo estimen importante y de preguntar a su pareja sobre la condición del otro si desean enterarse.

La mayoría de las personas VIH+ revelan su estatus a algunas pero no a todas sus parejas, amistades y familiares. Generalmente, entre más tiempo se viva con el VIH, más fácil se hace aceptar y revelar dicha estatus. La revelación del estatus de VIH a parejas sexuales es más común en las relaciones románticas de largo plazo que en las casuales (aventuras de una noche, parejas anónimas, sesiones grupales, etc.). La revelación también varía según la percepción del estatus de VIH de las parejas, el nivel de riesgo de VIH de los actos sexuales, el sentido de responsabilidad de proteger a las parejas (responsabilidad personal vs. compartida) y el consumo de alcohol o drogas.

¿afecta las relaciones sexuales?

La relación entre la revelación del estatus de VIH, las conductas sexuales de riesgo y la posible transmisión del VIH varía. Las investigaciones presentan un cuadro mixto al respecto. Algunos estudios han encontrado que el aumento de la revelación del estatus de VIH se asocia con una reducción de conductas sexuales riesgosas. Otros indican que no siempre produce cambios en la conducta riesgosa. Incluso en casos de revelación del estatus de VIH, el sexo sin protección ocurre a veces. Algunas personas practican el sexo más seguro sin mencionar el estatus de VIH.

La revelación del estatus de VIH puede brindar beneficios psicológicos. Un estudio entre consumidores de drogas inyectables VIH+ que revelaron su estatus encontró que sintieron mayor intimidad con sus parejas y reafirmación de su sentido de sí mismos. Muchas personas VIH+ que revelan su estatus notan que disminuye su ansiedad sobre la transmisión, lo cual les permite sentirse más tranquilas y relajadas durante el acto sexual.

Para muchos es delicado escoger el momento de la revelación del estatus de VIH. Si no se hace oportunamente, la revelación puede ser más difícil con el paso de tiempo, pudiendo así trastornar la relación si la pareja recién informada se sintiera traicionada por la demora. Las personas VIH+ que han planeado la revelación del estatus y mantienen una estrategia congruente son menos propensas a tener conductas sexuales riesgosas que quienes no revelan su estatus o tienen estrategias incongruentes.

¿afecta las relaciones sociales?

Sí. La revelación del estatus de VIH a los seres queridos puede aumentar el apoyo que reciben las personas VIH+. Un estudio entre hombres latinos homosexuales encontró que la revelación del estatus de VIH se vinculaba a mayor calidad de apoyo social, mayor auto estima y menores niveles de depresión. La revelación del estatus de VIH también puede llevar a apoyo que facilite el inicio y el apego de tratamiento y medicamentos contra el VIH.

A veces la revelación del estatus de VIH+ produce rechazo, discriminación o violencia. Informar a ciertas personas también puede resultar más pesado que benéfico. Un estudio encontró que era más frecuente informar a los amigos y recibir su apoyo en comparación con los familiares. Entre los familiares, se informó a más madres y hermanas que a padres y hermanos; y se percibió que las mujeres les brindaron más apoyo que otros miembros de la familia.

¿cuáles son las polémicas al respecto?

Existe un debate en torno a si las parejas tienen derecho a saber si su pareja es VIH+, lo cual les permitiría tomar una decisión plenamente informada sobre qué actividades sexuales realizar. Algunas personas VIH+ creen que si sólo tienen relaciones sexuales protegidas, no hay necesidad de revelar su condición, especialmente con las parejas casuales, y que fomentar la revelación del estatus de VIH sólo sirve para aumentar el estigma contra la gente VIH+. Estos temas pueden complicarse debido a normas complejas sobre los papeles de género y a leyes locales—en EE.UU. las leyes de 23 estados criminalizan la participación en ciertas conductas de riesgo sin revelación previa la condición de VIH.

Las personas pueden usar la revelación del estatus de VIH para limitarse a elegir parejas de su misma estatus, ya sea ésta VIH+ o VIH- (proceso conocido también como seroselección). El éxito de la seroselección como estrategia de prevención depende de la revelación del estatus de VIH sincera y precisa de ambos integrantes de la pareja sexual.

Aunque alguien tuviera disposición por revelar el estatus del VIH, es posible que no tenga conciencia sobre su situación. Por ejemplo, algunas personas que se consideran VIH- pueden estar en la etapa aguda de infección por VIH (las semanas o meses iniciales de la adquisición del VIH). Durante este lapso, el cuerpo todavía no produce una respuesta detectable a los
anticuerpos, pudiendo el individuo obtener un resultado negativo de la prueba estándar del VIH. Lo preocupante es que durante esta etapa de la infección cuando hay relaciones sexuales sin protección, es mucho más fácil transmitir el virus que en cualquier otro momento.

¿qué se está haciendo al respecto?

Muchos expertos creen que la revelación del estatus de VIH+ ayuda a impedir la transmisión del VIH y amplía el apoyo social para los individuos VIH+. Esto ha generado el diseño de programas que promueven la revelación del estatus de VIH y buscan hacer de ésta una experiencia constructiva. La mayoría de los programas que apoyan la revelación del estatus de VIH están
integrados en los servicios generales de prevención y bienestar para personas VIH+. Los programas pueden incluir conversaciones sobre los beneficios de revelar su estatus, el mejor momento para hacerlo y a quiénes. Los programas deben incluir practicar las habilidades para hablar sobre la condición de VIH en el contexto de la negociación sexual y de las citas románticas.

El Healthy Living Project es una intervención conductual cognitiva de 15 sesiones individuales que ayuda a personas VIH+ a afrontar los retos de convivir con el VIH. Aborda temas como: el estrés, maneras para afrontar y adaptarse a la realidad, conductas más protegidas (incluyendo revelación a parejas) y prácticas relacionadas con la salud. Los participantes reportaron menos actos sexuales desprotegidos con personas VIH- o cuya condición de VIH desconocían.

Healthy Relationships es un programa de 5 sesiones en grupos pequeños para aumentar las habilidades de las personas VIH+ y es una intervencion seleccionada por el CDC como parte de Dissemination of Effective Interventions (DEBI). Su propósito es reducir el estrés de los participantes con respecto a las conductas sexuales más seguras y a la revelación del estatus de VIH a sus familiares, amistades y parejas sexuales. Los participantes reportaron considerablemente menos sexo sin protección y mayor uso de condones en las sesiones de seguimiento.

Otros métodos relacionados con la revelación del estatus de VIH han buscado estimular tanto a las personas VIH+ como a las VIH- a evitar hacer suposiciones sobre la condición de VIH de su pareja, a hacerse la prueba del VIH, a revelar su propia estatus de VIH y a protegerse en sus relaciones sexuales con toda pareja. El Departamento de Salud Pública de San Francisco, CA creó la Disclosure Initiative, una campaña de mercadeo social para normalizar la revelación del estatus de VIH para hombres VIH+ y VIH-.

¿qué queda por hacer?

Necesitamos normalizar y facilitar discusiones cómodas sobre el VIH para que no sea tan difícil revelar la condición de ser VIH+. Entre más conversaciones tengamos sobre el VIH y más personas que revelen ser VIH+, menor será el estigma. La revelación del estatus de VIH es una vía de doble sentido. Esto significa que ambos participantes del encuentro sexual deben afrontar el tema. Muchas personas que viven con el VIH son más felices en sus relaciones (a largo y a corto plazo) cuando su condición de VIH es conocida por sus parejas.

No existe una respuesta o normativa sencilla con respecto a la revelación del estatus de VIH. Los profesionales médicos, consejeros y programas deben ser sensibles a su complejidad y entender que ésta no es lo mejor para todas las personas en todos los contextos. Sin embargo, revelar el estatus de VIH puede facilitar la provisión de apoyo a personas VIH+ y generar una mejor comunicación incluyendo la reducción de prácticas de riesgo entre parejas sexuales.


¿Quién lo dice?

1. Wolitski RJ, Parsons JT, Gómez CA, et al. Prevention with HIV-seropositive men who have sex with men: lessons from the Seropositive Urban Men’s Study and the Seropositive Urban Men’s Intervention Trial. Journal of AIDS. 2004;37:S101-109.

2. Galletly CL, Pinkerton SD. Conflicting messages: how criminal HIV disclosure laws undermine public health efforts to control the spread of HIV. AIDS and Behavior. 2006;10:451-461.

3. Duru OK, Collins RL, Ciccarone DH, et al. Correlates of sex without serostatus disclosure among a national probability sample of HIV patients. AIDS and Behavior. 2006;10:495-507.

4. Simoni JM, Pantalone D. Secrets and safety in the age of AIDS: does HIV disclosure lead to safer sex? Topics in HIV Medicine. 2004;12:109-118.

5. Parsons JT, Schrimshaw EW, Bimbi DS, et al. Consistent, inconsistent, and non-disclosure to casual sex partners among HIV-seropositive gay and bisexual men. AIDS. 2005;19:S87-S97.

6. Crepaz N, Marks G. Serostatus disclosure, sexual communication and safer sex in HIV-positive men. AIDS Care. 2003;15:379-387.

7. Klitzman R, Exner T, Correale J, et al. It’s not just what you say: Relationships of HIV dislosure and risk reduction among MSM in the post-HAART era. AIDS Care. 2007;19:749-756.

8. Parsons JT, VanOra J, Missildine W, et al. Positive and negative consequences of HIV disclosure among seropositive injection drug users. AIDS Education and Prevention. 2004;16:459-475.

9. Zea MC, Reisen CA, Poppen PJ, et al. Disclosure of HIV status and psychological well-being among Latino gay and bisexual men. AIDS and Behavior. 2005;9:15-26.

10. Stirratt MJ, Remien RH, Smith A, et al. The role of HIV serostatus disclosure in antiretroviral medication adherence. AIDS and Behavior. 2006;10:483-493.

11. Klitzman RL, Kirshenbaum SB, Dodge B, et al. Intricacies and inter-relationships between HIV disclosure and HAART: a qualitative study. AIDS Care. 2004;16:628-640.

12. Kalichman SC, DiMarco M, Austin J, et al. Stress, social support, and HIV-status disclosure to family and friends among HIV-positive men and women. Journal of Behavioral Medicine. 2003;26:315-332.

13. Cairns G. New directions in HIV prevention: serosorting and universal testing. IAPAC Monthly. February 2006:42-45.

14. MacKellar DA, Valleroy LA, Behel S, et al. Unintentional HIV exposures from young men who have sex with men who disclose being HIV-negative. AIDS. 2006;20:1637-1644.

15. Pilcher CD, Eron JJ, Galvin S, et al. Acute HIV revisited: new opportunities for treatment and prevention. Journal of Clinical Investigation. 2004;113:937-945.

16. The Healthy Living Project Team. Effects of a behavioral intervention to reduce risk of transmission among people living with HIV: the Healthy Living Project randomized controlled study. Journal of AIDS. 2006; 44:213-221.

17. Kalichman SC, Rompa D, Cage M, et al. Effectiveness of an intervention to reduce HIV transmission risks in HIV-positive people. American Journal of Preventive Medicine. 2001;21: 84-92. Program information

18hivdisclosure.comwww.disclosehiv.org


Preparado por Robert H. Remien y Mark Bradley
HIV Center for Clinical & Behavioral Studies, NY State Psychiatric Institute y Columbia University

Traducción: Rocky Schnaath

Diciembre 2007. Hoja de Dato #64S